Thursday, March 09, 2006

CASCO PRUSIANO ESCUELA MILITAR


Denominación:
Proyecto: Austria.
Fabricado:
Destinos: Escuela Militar.
Distribuido:
Guarnición: La propia del Pickelhaube.
Periodo: 1879 y desde 1885.
Barboquejo: Cuero (o con escamas metálicas en Gran Gala).
País de origen: Austria y Alemania.
Distintivo: Emblema nacional.
Variante:
Mimetización:
Material: Cuero.
Características:
Peso:
Otros: Utilizado sin el casco de acero.
Talla: Única.
Balística: Nula.
Color: Negro acharolado.

Los cascos prusianos marcaron una constante germanización del ejército chileno y explican la razón de la futura adopción de los sucesivos tipos de cascos a lo largo de la primera mitad del siglo XX.


El ejército chileno se ha mantenido permanentemente en guardia, prácticamente desde su creación, ante la reiterada amenaza creada por sus vecinos, disconformes con las fronteras establecidas. Fue al comienzo de la larga "Guerra del Pacífico", sangriento enfrentamiento fronterizo entre Chile, Perú y Bolivia, de 1879 a 1884, cuando los militares chilenos tuvieron casual acceso a los primeros cascos prusianos.
Un barco peruano que en 1879 transportaba armas y equipo para su ejército, evidentemente encargado con anterioridad al estallido de la guerra, fue abordado por la marina chilena, que decomisó su cargamento. Entre la variada relación de material bélico hallado, se incluían unos cincuenta cascos "Pickelhaube" prusianos, posiblemente utilizados en la reciente guerra franco-prusiana, que aún conservaban el águila imperial, y que debería ser sustituida en su destino, por el correspondiente emblema peruano.
El primer destinatario de los cascos prusianos fue el Regimiento Chacabuco (cuyo nombre rememoraba la victoria de las tropas andinas, capitaneadas por el general San Martín, sobre el ejército español, el 12 de febrero de 1817).
En la foto Porta estandarte. Escuela Militar.


El regimiento, a la sazón acantonado en las cercanías de la ciudad de Santiago, fue más tarde enviado a Antofagasta, importante ciudad estratégica y fundación chilena, tomada a Bolivia, y en la ruta de este Regimiento hacia Perú.


Pero, aun cuando los nuevos cascos se apreciaban como un elemento de modernización, se desestimó su utilización en el frente, cediéndolos al Regimiento Cívico de la ciudad en 1880. Pero dejando huella en el ejército, que recuperará su utilización con posterioridad, en su carrera por modernizar el equipamiento, pues la experiencia del largo conflicto influyó en un radical cambio de los uniformes, que habían evolucionado hacia diseños mucho más funcionales.

En la foto,Escuela Militar a principios del siglo XX.

La moda impuesta por Prusia, como potencia vencedora (siempre los vencedores marcarán las pautas de la moda militar internacional), y un cierto sentimiento anti-francés, como consecuencia de su actitud durante la pasada "Guerra del Pacífico", decidirán al ejército chileno a adoptar uniformes, técnicas y tácticas prusianas, desplazando en 1886 Comisiones ministeriales y Delegaciones militares a Austria para importar un estilo prusiano e inculcarlo en el nuevo ejército. Punta de lanza de esta nueva filosofía fueron las Escuelas Militares.
Escudo de Chile con el lema:


"POR LA RAZÓN O LA FUERZA"


Desde 1900, el "Pickelhaube" había sido adoptado por las escuelas militares (Academia de Guerra, Escuela Militar, Escuela de Suboficiales). Aunque hay datos de su utilización en esos centros ya en 1885.

En la foto, cascos "de punta" prusianos, el de la izquierda con el águila Imperial prusiana y, el de la derecha, con el escudo chileno.

Su empleo se reglamentó, generalizándose su uso en el ejército a partir de 1906, fecha de importantes reformas en las Fuerzas Armadas chilenas (Reglamento de Uniformidad de 1905, refundido el 6/2/1906). Por su parte, el Escuadrón de Escolta Presidencia y la Escuela Militar habían iniciado su uso ya en 1900.


Sería el 24 de marzo de 1919 cuando se fijó el límite de uso del casco "Pickelhaube" en el ejército chileno a otros cinco años, que posteriormente serían rebajados a tres.

En la foto, Oficial Infantería. Gala 1905


Los cadetes de Artillería desfilaban, hasta 1930, con un casco similar, con una única característica diferenciadora consistente en que su casco ostenta una esfera donde el resto de los cascos "de punta" terminan en un remate cónico.

En la foto, Oficial Artillería. Gala 1906

Salvo la esfera superior, el resto del casco perteneciente a los cadetes de Artillería, incluido el escudo frontal, es idéntico al resto de los cascos "Pickelhaube" de la Escuela.


Para esta progresiva instauración del "Pickelhaube", se cursaron pedidos a Alemania, que los enviaba desprovistos de emblema frontal. Una reproducción del escudo nacional, fabricado en Chile, ocupó el espacio inicialmente destinado al águila imperial.

En la foto, Emblema frontal que reproduce el escudo nacional chileno.


La "prusianización" del moderno ejército chileno se prolongó hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial. Aún en esas fechas, la formación de los nuevo oficiales chilenos estuvo en manos de un escogido equipo de instructores, principalmente austriacos, dirigido por el capitán Emil Körner ( llegó a ostentar el grado de General del ejército chileno). Estos cuadros incluían, además de instructores austriacos, profesionales de las diversas naciones del Imperio Alemán (sajones, como el Capitán de Artillería Emil Körner, prusianos, como el Capitán Hans Elder Von Kiesling, etc.). El resultado fue la consecución de un ejército disciplinado y perfectamente capacitado.

En la foto, Soldado de Infantería. Parada, 1916.

Por su parte, la Escuela Militar adaptó al águila inicial, una especie de peto plateado, para simular el plumaje del cuello del cóndor.

La Escuela Militar incorporaría al casco un impresionante penacho de crines, para sus apariciones en paradas y desfiles, como elemento de gala.

Cadetes de la Escuela Militar de Chile, portando cascos con penacho.

En la actualidad los cascos con airoso penachos blancos son utilizados exclusivamente por los oficiales y cadetes de la Escuela Militar. La banda militar dispone de estos mismo cascos, pero su penacho es de un color anaranjado cercano al rojo.

Los crines originales han sido sustituidos por blanca (o naranja) fibra artificial, sin que se haya resentido su majestuoso aspecto.

El casco del Director dela Escuela difiere esencialmente del resto al adornarse con una cascada de plumas blancas.


Los generales en traje de gala también portaron, con anterioridad estos mismos cascos.

En la foto, Casco de Director de la Escuela Militar.

Casco de la banda de guerra e instrumental de la Escuela Militar.



Banda de guerra e instrumental de la Escuela Militar, con los penachos característicos.
Las bandas militares en Chile gozan de gran prestigio. La del Ejército de Tierra cuenta con más de 100 tambores, 100 pífanos y 100 trompetas, seguidos de más de 300 instrumentos, incluyendo cinco gruesos bombos y dos pares de grandes platillos.



El casco más impresionante perteneció al Escuadrón de Caballería de la Guardia Presidencial. Sobre el espectacular casco de bronce que lucían estos jinetes, desplegaba sus alas un majestuoso cóndor, completando una pieza de gran belleza, que lucirían hasta bien entrados los años 30.

Finalmente, este escuadrón adoptaría el casco Mº 35 de origen alemán, tanto metálico como de fibra.
Actualmente, en las paradas y ceremonias militares en que participan los cadetes de la Escuela Militar, los altos penachos de crines, realzan, si cabe, la espectacularidad de los actos.

En la foto, Cabo 1º del Escuadrón de Caballería de Escolta Presidencial. con un cóndor de bronce sobre el casco.






0 Comments:

Post a Comment

<< Home